¿Qué buscas?

Promo
TIPS DE COCINA

GUISADO DE POLLO: 2 PRÁCTICAS MANERAS DE COCINARLO

Conoce las ventajas de cocinar guisado de pollo en una sartén o en una olla de cocción lenta

El guisado de pollo o pollo guisado es una de esas recetas caseras reconocida en todo Latinoamérica. Este platillo se caracteriza por su versatilidad, ya que sus ingredientes se pueden cocinar en una sartén antiadherente o en una olla de cocción lenta. Descubre las ventajas de estas dos formas de cocción y cómo le dan al pollo guisado ese toque de sabor auténtico de tu tierra que tanto te gusta.

CUANDO COCINAS EL GUISADO DE POLLO EN LA SARTÉN…

Una de las ventajas de cocinar el pollo en una sartén, es en que al sofreír a baja temperatura los muslos sazonados con Knorr® Caldo de Tomate con Sabor de Pollo, soltarán su jugo y se dorarán más fácilmente. Es recomendable que utilices una sartén antiadherente de unas 2 ½ pulgadas de profundidad para que puedas mover los ingredientes con facilidad. Por último, otra ventaja es que cocinar el pollo guisado en la sartén te tomará unos 45 minutos, lo que es relativamente rápido si deseas prepararlo para el almuerzo o la cena del mismo día.

CUANDO COCINAS EL GUISADO DE POLLO EN UNA OLLA DE COCCIÓN LENTA…

La olla de cocción lenta tiene la ventaja de hacer que los ingredientes al estar tapados durante un tiempo, se cocinen uniformemente y absorban hasta la última gota de ese sabor único que tu familia tanto disfruta. Solo tienes que colocar los muslos de pollo sazonados con Knorr® Caldo de Tomate con Sabor de Pollo junto al resto de los vegetales a temperatura baja, y taparlos por unas 8 horas. El resultado será un pollo jugoso de textura muy suave, y lo mejor es que la olla de cocción lenta hace prácticamente todo el trabajo por ti.

Mira otros tips de cocina para hacer un pollo jugoso y con mucho sabor y otras recetas de pollo que puedes cocinar en menos de una hora.