¿Qué buscas?

Tips de cocina

Cómo cocinar pechugas de pollo sabrosas y jugosas

Con estos secretos de cocina descubrirás cómo cocinar pechugas de pollo para que te queden en su punto

Para los latinos unos de los ingredientes más populares para cocinar son las pechugas de pollo. De hecho existen muchas recetas que muestran cómo cocinarlas, pero la clave para que sean todo un éxito en tu mesa y te queden jugosas va desde la selección hasta su cocción. Te damos aquí los secretos para que sepas cómo cocinar pechugas de pollo en su punto.

Selección. Procura elegir siempre pechugas frescas, sin congelar. Si son muy grandes y gruesas, córtalas por la mitad y aplánalas un poco para reducir su volumen, así podrán cocinarse de manera uniforme por dentro y por fuera.

Sazón. Para que tus pechugas de pollo tengan un sabor delicioso, espolvorea unas cucharaditas de Knorr® Caldo con Sabor de Pollo por ambos lados. Si deseas, también puedes agregar ajo picado, una cucharada de aceite de oliva, orégano y otras especias como complemento. Tip: coloca las pechugas sazonadas en una bolsa hermética y déjalas en el refrigerador unas cuantas horas para que absorban aún más sabor.

Forma de cocción. El método y el tiempo de cocción son clave para que las pechugas queden jugosas por dentro y por fuera. Un buen método de cocción es a la sartén, por ejemplo cuando haces un Pollo en Pipián Verde. Utiliza una sartén antiadherente y cocina el pollo a fuego medio - alto por unos 4 minutos de cada lado hasta que se pongan doradas. Si las cocinas por demás podrían quedar secas.

Tip: si vas a cocinar las pechugas en el horno, colócalas en una bandeja antiadherente, luego pincela con aceite un papel de horno y cúbrelas por completo. Esto ayudará a que no pierdan tanto jugo al cocinarse.

Ahora que ya sabes cómo cocinar pechugas de pollo sabrosas y jugosas, pon en práctica estos consejos cuando prepares un delicioso Pollo con Limón y Dip de Chipotle.