¿Qué buscas?

3 formas de cocinar piernas de pollo bien sabrosas
Tips de cocina

3 formas de cocinar piernas de pollo bien sabrosas

Dale a tu familia una cena diferente con estas recetas de piernas de pollo

¡Hoy toca pollo para la cena! Sabes que a tu familia le encanta escuchar eso y por eso siempre te gusta complacerlos con ricas recetas hechas con piernas de pollo o muslos. Es que esta parte del pollo se caracteriza por ser tan sabrosa y versátil, que la puede preparar de diferentes maneras. Aquí te decimos algunas de las más comunes para literalmente sacarle más sabor y jugo a tus recetas con piernas de pollo.

Muslos o piernas de pollo guisadas

Ésta es quizás una de las formas más comunes de preparar muslos o piernas de pollo, y es que no hay quien se resista al auténtico sabor del pollo guisado. La combinación de vegetales y especias aromáticas junto con Knorr® Caldo de Tomate con Sabor de Pollo, le dan ese saborcito latino que tanto le encanta a tu familia. La carne del muslo o pierna de pollo es jugosa de por sí pero al cocinarse junto con los demás ingredientes, forman una salsa con un gusto para chuparse los dedos, como diría la abuela. Este platillo se puede acompañar con arroz y frijoles o una buena ensalada si prefieres algo más light.

Piernas de pollo al horno

Cuando cocinas las piernas de pollo al horno es importante que para que absorban mucho sabor las dejes previamente marinadas durante un par de horas en el refrigerador antes de cocinarlas. Al momento de meterlas en el horno deberás retirar el líquido de la marinada, ya que el pollo sudará su propia salsa y quedará bien jugoso. Es importante que cocines las piernas de pollo a unos 350°F hasta que se doren, ya que si aumentas la temperatura la carne del pollo podría resecarse. Acompaña esta receta con una deliciosa Ensalada de Frijoles Negros.

Piernas de pollo fritas

Esta receta es tan fácil y rápida de hacer que en pocos minutos tendrás tu cena lista. El secreto aquí está en colocar las piernas de pollo previamente marinadas con Knorr® Caldo con Sabor de Pollo en una sartén con aceite de oliva bien caliente, y cocinarlas a fuego medio para que no queden crudas por dentro. Asegúrate de darle vuelta a los muslos hasta que queden bien doraditos. La técnica de freír también es perfecta si deseas preparar piernas de pollo empanizadas ¡te quedarán con una textura crujiente y un sabor inigualable! Puedes acompañar este platillo con arroz y vegetales, o papa fritas.

Ahora que ya eres una experta cocinando piernas de pollo, descubre los secretos para cocinar pechugas de pollo sabrosas y jugosas.